Métodos de entrenamiento deportivo: La Flexibilidad

Continuando con los factores que determinan la condición físicas de cada persona, en este artículo nos vamos centrar en la flexibilidad.

EspacioNoticias | Deporte

La flexibilidad es la capacidad que tiene el cuerpo para mover con una gran amplitud una de sus partes sin producir daño alguno, y está conformada por dos componentes. De un lado la movilidad articular, que permite que los elementos óseos se desplacen en algunas articulaciones para lograr una mayor amplitud de movimiento. del otro la elasticidad, que es la propiedad que tienen nuestros tejidos para deformarse y recuperar la forma. En este punto, aunque no es un componente por sí mismo, también deberíamos tener en cuenta los tendones y los ligamentos que a su vez nos van a limitar a la hora de que un movimiento sea más o menos amplio.

Al contrario que con el resto de las capacidades físicas, que mejoran paulatinamente con la edad, la flexibilidad es posiblemente la capacidad que se pierde con mayor rapidez, ya que simplemente por el transcurso del tiempo se va perdiendo. Hasta aproximadamente los diez años de edad podemos decir que la flexibilidad apenas mengua, sin embargo a partir de este momento, y debido al desarrollo muscular y a la rápida osificación de los huesos, desciende paulatinamente. A partir de los treinta años se van a dar las pérdidas más significativas si no se entrena.

Los estudios demuestran que un rango insuficiente de flexibilidad va a limitar el desarrollo del resto de las capacidades físicas. Sin embargo, con la adquisición de un buen nivel de flexibilidad, no sólo vamos a reducir las lesiones, sino que también vamos a lograr realizar los ejercicios con una mayor eficacia.

Aunque también cabe destacar que el exceso de una flexibilidad extrema puede llevarnos a una laxitud muscular y articular, la cual nos daría como resultado una desestabilización de las articulaciones y a su vez sería un foco de lesiones. Lo que debemos tratar de buscar es una armonía entre la tonificación muscular y la flexibilidad.

Existen varios métodos de entrenamiento de la flexibilidad, los más comunes los podemos dividir de la siguiente manera:

-Estático: Este método consiste en realizar un estiramiento lentamente buscando el rango de amplitud máxima sin dolor y mantener la posición un mínimo de 30 segundos. Este método de entrenamiento puede realizarse de forma activa, donde es la propia persona la que busca el rango de amplitud, o pasiva, asistido por un compañero que va a aplicar la fuerza necesaria para buscar el rango de amplitud sin dolor. Este método además de sencillo es uno de los más seguros, debido a que el riesgo de lesión es mínimo.

-Dinámico: Los ejercicios de entrenamiento con métodos dinámicos consisten en la movilización del cuerpo hacia el punto de amplitud máxima, para a continuación recuperar la posición original y realizar de nuevo el movimiento. Estos ejercicios suelen ser de rebotes o repeticiones. Este método de entrenamiento también se puede realizar de forma pasiva, en la que un compañero se encargará de mover la parte corporal a estirar.

-Balístico: Este método de entrenamiento, al igual que el método dinámico, también se basa en las repeticiones y los rebotes. A diferencia del método dinámico, la característica principal del método balístico es que al realizar el movimiento, el estiramiento de la articulación y de los músculos es llevado más allá del rango normal de movimiento de manera muy rápida y con un rebote también rápido. Las articulaciones y los músculos no son capaces de crear una adaptación al estiramiento debido a que el proceso es muy rápido, por ello este método de entrenamiento de la flexibilidad no es muy recomendable ya que incluso se pueden llegar a dañar los tejidos.

-FNP (Facilitación neuromuscular propioceptiva): Para realizar el entrenamiento de este método es necesario que nos asista un profesional o un compañero cualificado. La realización de cada uno de los ejercicios de flexibilidad tiene tres fases. La primera fase consiste en el estiramiento del músculo mediante el método estático manteniendo la posición durante unos 30 segundos, a continuación en la segunda fase intentaremos recuperar la posición utilizando los músculos antagonistas y nuestro compañero lo va a evitar aplicando una pequeña fuerza durante unos 15 segundo, finalmente la última fase consiste en la relajación de los músculos buscando de nuevo la máxima elongación del músculo al igual que en la primera fase. Este método de entrenamiento es uno de los más efectivos a la hora de ganar flexibilidad.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: