La enésima identidad musical de Xoel López

El pasado 18 de abril salía a la venta Atlántico el primer disco en solitario del músico gallego Xoel López. O para ser más exactos, el primer disco en el que aparca los seudónimos de proyectos anteriores y se presenta con su nombre. Se trata de 12 canciones con las que explora una nueva identidad musical, empapándose de los sonidos de la tradición sudamericana sin perder de vista sus orígenes pop.

Alberto Moreiras | Espacio Noticias

Nacido en A Coruña en 1977, Xoel López es uno de los artistas más representativos e influyentes de la escena musical española en las últimas dos décadas. Primero con Elephant Band y, posteriormente con Lovely Luna y, fundamentalmente, con Deluxe,   consiguió catapultarse a la cima del panorama indie patrio dejando para el recuerdo grandes discos como Los jóvenes mueren antes de tiempoFin de un viaje infinito, entre otros; un buen puñado de canciones memorables (If Things Were To Go Wrong, Historia Universal, I’ll see you in London, …) y hasta algún que otro himno (Que no).

Por esta razón resultó cuando menos extraño que hace ya tres años,  cuando paladeaba las mieles del éxito con Deluxe, abandonara la vorágine de giras, actuaciones, etc.,  y se embarcase en una suerte de viaje iniciático por América.  Allí estableció su residencia y puso en marcha un proyecto itinerante de creación colectiva, La Caravana Americana, en el que participaron viejos y nuevos amigos, como Álex Ferreira,Pablo Dacal, Iván Ferreiro o Lisandro Aristimuño. Viajó por el Cono Sur, el Caribe y Norteamérica, empapándose de tradiciones completamente ajenas a las que manejaba en sus años formativos y dando forma a lo que sería un nuevo repertorio de canciones fuertemente imbuidas de los sonidos y ritmos de los lugares a los que rendía visita, que desembocaría en Atlántico, el duodécimo trabajo de su carrera.

Producido junto a Juan de Dios Martín y grabado entre A Coruña y Buenos Aires, ciudad donde reside en la actualidad, nos ofrece una mezcla entre pop y músicas del mundo en la que los coros son una constante y las referencias a lo pequeño que es en realidad este mundo están casi en cada corte. Sin ir más lejos, Hombre de ninguna parte, la canción que abre el disco, es una buena muestra de ello.

Pero si un tema es abordado con acierto y sensibilidad extremos en este disco, ése es la soledad. Postal de Nueva York explora el desasosiego de sentirse desarraigado y abandonado aún cuando se está rodeado de gente, e introduce ligeramente un sentimiento tan profundamente arraigado entre nosotros, los gallegos, como la nostalgia de la tierra y los orígenes, la “morriña”, que tan excelsamente se desarrolla en los que, a nuestro juicio, son los dos mejores cortes del disco: Tierra y De piedras y arena mojada.

También hay sitio para un sentido homenaje a la ciudad que lo ha acogido desde que emprendiera su aventura americana en Buenos Aires, y la eterna referencia al desamor, de la mano de Caballero y Desafinado amor. Y así hasta doce canciones pobladas de ritmos cercanos a la guaracha o la samba y en el que las guitarras eléctricas dejan paso  a las acústicas, en lo que se entiende es la exploración de su vertiente más cercana al concepto de cantautor clásico por parte de Xoel.

Se trata, sin ninguna duda, del disco más personal del artista coruñés y no porque lo digamos nosotros, sino que él mismo lo reconocía en las entrevistas realizadas durante la gira promocional del disco:

“En todos mis discos ha habido una evolución respecto al anterior. En este caso, casi se podría decir que hay una involución porque, si tiene alguna influencia, es de músicas más antiguas. No es excesivamente moderno. Pero posiblemente sí sea mi disco más personal.”

Y es que Atlántico no es más que la evolución natural de un cantautor que ya había mostrado sus inquietudes en otros proyectos (Deluxe, Lovely Luna, Elephant Band) y que cuanto mayor se hace, más profundiza en la búsqueda de su identidad a través del reencuentro con sus antepasados, su folclore y otras culturas. En cada una de las pequeñas historias que se nos relata a lo largo del disco, encontramos una instrumentación más latina y española que sirve para resumir lo que ha sido en estos años la carrera de Xoel, recorriendo América de sur a norte para volver, irremisiblemente, a su Coruña natal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: